DANZO logo (1)

DANZO
Con 14 años descubrí la música, al poco el baile, o mejor dicho mi expresión de esa música que me agitaba irremediablemente.

Desde entonces una y otro han estado fijados a lo largo de mi vida; dejándome participar de las mil y una músicas que acompañan la sonoridad en la pasión de tantos y tantos artistas.

Cierto es que hay momentos de menos receptividad, de cierta saturación…, momentos que invitan a dejar reposar, a sostener el puro silencio, e incluso cierta apatía, estancamiento ante la percepción de que ya está todo escuchado, inventado.

Afortunadamente la actitud interna de apertura, búsqueda y gozo en los encuentros con la música se ha mantenido presente, y con ella la invitación a su expresión. Lo rotundo, poderoso, sugerente, los matices…, su paleta sonora han seguido configurando la dicha expresiva en mi cuerpo siempre atento a esos nuevos sabores.

Traer la Forma, la expresión, ser una y otra en el cuerpo que se habita, que se es, la propia genuinidad, encontrar ese gesto, ese giro, ese pisar, ese contorneo, esa presencia única en consonancia con el propio latido del corazón, con el fuelle de la respiración, trascender lo conocido, los introyectos invalidantes, abrazar la dicha, el placer de la fluidez corporal, donde todo es más sencillo, donde uno-a se encuentra con el Ser.

DANZO, pretende tomar conciencia sobre el Ser Danzante que somos; en todos y cada uno de nuestros movimientos cotidianos desde la plena identificación con nuestra danza de y para la Vida.

Poniendo especial atención a la Individuación de cada uno-a de nosotros-as, que busca su propia y genuina manifestación; pudiendo “ir más allá” de la movilidad condicionada y repetitiva, la cual en un principio tal vez resulte necesaria, para dar paso a la verdadera expresión del Ser, ese que lleva nombre propio y singular.

Nos humanizamos en relación con el otro-a, de igual modo, poder danzar con otros-as, nos dimensiona y completa como personas, y con el mundo que habitamos. Pudiendo facilitar en el encuentro con el otro-a, el ser uno al mismo tiempo.

Entendiendo la sacralidad del propio movimiento, alimentar el anhelo de la vuelta al Paraíso, buscando la conexión con la propia esencia del Universo, hecho carne en el cuerpo que habitamos; un Universo, un cuerpo que no deja de estar en continuo movimiento, en continua transformación, muriendo y naciendo a cada instante, celebrando la renovación eterna.

Danzo como camino de búsqueda, de actitud en la vida, de disposición vital, de presencia dinámica, de santuario celebrante, de tierra que resuena, de agua que fertiliza, de fuego que alquimiza, de aire que expande, de aliento que trasciende…

Danzo para Ser.

CALENDARIO

SEPTIEMBRE
13 Acogida
27 Tierra

OCTUBRE
11 Agua
25 Fuego

NOVIEMBRE
8 Aire
22 Aliento- Alé
30 Jardín de las Delicias

ENERO
17 Soltar y Tomar
31 Impermanencia

FEBRERO
14 Amado-a
28 Mujer

MARZO
13 Ira
27 Orgullo

ABRIL
3 Vanidad
24 Envidia

MAYO
8 Avaricia
22 Miedo

JUNIO
5 Gula
12 Lujuria
26 Pereza

JULIO
10 Integración

POEMA DANZO
Nadie me dijo como tendría que ser, ni tan siquiera que pasos dar, tan solo dejarme estar.
Vestido de tierra, me deje acoger.
Mi caballo el miedo, monte.
La voz profunda clamo: Tómate!!!
Mi cuerpo sintió el permiso del viento sonoro en mis entrañas.
Empecé a girar, girar…
De mis pies Pertenencia.
Di mis caderas Deseo.
De mi pecho Compasión.
De mi cabeza Trascendencia.

El vértigo de la dicha se me hace presente, mis movimientos pertenecen a la vida, de ella soy dueño.
Fácil cuando me recibo en cada giro.
Libre cuando me permito en cada gesto.
Placentero cuando me habito en cada movimiento.
Plenitud cada vez que me disuelvo en mil formas y renazco sereno.

Aquella noche, mi cuerpo recibió agradecido las perseidas. Hoy Danzo la espiral de mi vida en su compañía.

Danzo Foto Poema (1)